3-creatividad

Muchas veces se entiende la creatividad como algo caótico, como una iluminación que viene sin saber como. Aunque a veces es así, por lo general es fruto de un proceso. Un proceso que a veces se hace inconsciente y la gran mayoría de veces, consciente. Es un proceso que pasa por diferentes fases y que siguiéndolas la creatividad se desarrolla y se convierte en una buena herramienta para obtener soluciones y abrir caminos nuevos. La creatividad nos ayuda a desarrollar habilidades para resolver problemas y sacarle jugo a las oportunidades que nos vienen.

Como ya comenté en el post anterior, el desarrollo de la creatividad es más fructífero si te encuentras en tu elemento. Para ello necesitarás un poco de intuición, imaginación, conocimiento y experiencia. Durante el proceso creativo, pondrás en práctica estas capacidades que cada uno tenemos en mayor o menor medida.

Estoy totalmente de acuerdo con la mítica cita de Pablo Picasso “La inspiración existe, pero debes encontrarla trabajando”

 

Proceso Creativo según Moles y Caude:

Preparación

Este es el inicio, cuando detectas la necesidad y analizas todas las premisas. Qué tengo y qué necesito? Qué tengo que resolver? Análisis de la situación y de la documentación. Cuanta más información obtengas sobre lo que quieres resolver, más puntos de enlace tendrás luego. Se trata de asimilar la información mientras es recopilada. Separar lo importante de lo secundario.

Inconscientemente vamos absorbiendo esa información y nuestro cerebro empieza a procesar y a unir puntos.

La duración de esta fase dependerá de los conocimientos que tengamos relacionados con el problema como de la cantidad de información a analizar.

Incubación

Comienza el lanzamiento de las hipótesis. Nuestro cerebro se pone a funcionar inconscientemente uniendo elementos relacionados o no, con el tema que estemos tratando y se empiezan a establecer puntos de unión entre diferentes ideas y referencias en búsqueda de la solución.

Es una etapa en la que puede producirse angustia y miedo al no encontrar la solución. Por este motivo es aconsejable dejar y coger varias veces el problema haciendo pausas para que la mente se relaje. De esta manera cuando retomas el trabajo de pensar en ello, entras desde perspectivas diferentes haciendo que poco a poco esos puntos iniciales junto con nuevos, se unan con mayor efectividad. La creatividad es un proceso donde es necesaria esta etapa de reflexión para llegar a la siguiente etapa.

Iluminación

Como dice Moles, es el momento de eureka. Es ese momento que sentimos que hemos dado con la solución, cuando de repente los puntos iniciales se han conectado obteniendo una solución, que a priori nos parece correcta y acertada. Sientes que has dado con la clave y te invade un subidón de energía.

Pero antes de dar con el proceso cerrado, queda verificar si realmente esa es la solución. Por eso siempre insisto a mis alumnos, que no se queden con el primer eureka que consiguen. Si has llegado a este punto, enhorabuena, guárdalo bien y vuelve a la etapa de incubación. Lo más seguro es que vuelvas a tener otro eureka, otra solución diferente y posiblemente mejor que la anterior.

Verificación

Es el momento de la verdad, comprobar si las soluciones que hemos obtenido, si las hipótesis lanzadas y validadas, funcionan realmente. Es la hora de comprobar con las premisas iniciales, si la solución que hemos encontrado, nos aporta realmente un avance, si resuelve el problema inicial y/o el objetivo de búsqueda.

Para el caso de la Marca Personal, nuestro punto de partida, nuestro briefing es el autoconocimiento. La primera etapa del Iceberg. Cómo somos, qué capacidades y talentos tenemos, cómo nos ven los demás y cómo nos vemos nosotros, serán la base para nuestra marca personal. Es allí donde tendremos que verificar, que aquello que hemos encontrado responde a nosotros mismos.

+ compartir

No hay comentarios

Agregar comentario

css.php