brief

El briefing se está perdiendo. Cada vez se ven menos por las mesas de los creativos. Lo estamos matando entre todos, y pronto, solo quedará el concepto de lo que fue. Unos por no hacerlo y los otros por no pedirlo.

Es el documento que facilita el camino para llegar antes y mejor a la meta. El Briefing es el mapa que te permite salir del laberinto. Es el documento donde se establecen las premisas para poder desarrollar una idea, o solucionar un problema. Sin ese documento el proceso creativo es mucho más lento y más costoso ya que se basa en lanzar propuestas al azar, hasta acertar. Esto tiene sus consecuencias, hace que el trabajo se retrase, que tanto el cliente como el creativo se quemen y que salga un trabajo peor.

El briefing ha pasado de ser un documento con varias hojas de información, tanto gráfica como de texto, a un mail con dos líneas o un WhatsApp de 5 palabras. ¿No nos damos cuenta que el tiempo que ganamos por una parte lo perdemos por la otra?

Este documento permite al creativo situarse en el mercado y en el sector del cliente. Le permite poder aplicar el código gráfico con mayor precisión. Conociendo la competencia y a quien va dirigido, se puede crear algo diferente y nuevo. Pero las prisas de hoy, el low cost y la inmediatez del éxito, están haciendo que algo útil y valioso se pierda. Cuantas más premisas tenga un creativo, más podrá afinar su trabajo.

Cada trabajo requiere de un briefing específico. No necesitaremos la misma información para hacer un catálogo, que para hacer una etiqueta de producto. Cada encargo requiere de unos puntos concretos que ayudan a acotar y definir el resultado. Pero existen unas premisas fundamentales que se repiten en la mayoría de los casos. Sobretodo si hablamos de identidad corporativa. La identidad corporativa recoge la esencia de la persona o la empresa. Tanto la propia marca, la web, o cualquier otra aplicación donde seamos visibles, deberá mantener la misma coherencia gráfica para ser reconocidos.

Que premisas son necesarias para crear una marca corporativa a partir de una marca personal.

A grandes rasgos el creativo necesitará información sobre ti o tu empresa, tu mercado, y la estrategia planteada.

  • Respecto a la persona es importante conocer la misión, la razón de ser, lo que es la persona, la descripción de lo que la persona hace. Su visión, qué queremos ser, como queremos que nos reconozcan y qué objetivos tenemos para el futuro. Esto afecta en el estilo gráfico escogido, para el diseño y también los valores. A veces los valores se pueden intuir y representar en el diseño de la marca. Una tipografía geométrica puede representar a una persona donde el orden sea algo indispensable en su profesión, por ejemplo.
  • También sería interesante mirar si vale la pena resaltar alguna competencia en particular. Alguna que verdaderamente destaque sobre las demás. ¿Qué te hace diferente?. La representación gráfica puede potenciar esa diferencia.
  • Por otra parte necesitará saber cual es tu público, a quien te diriges, quien te va a contratar o a comprar. Como es tu público y como se comporta. No utilizaremos el mismo lenguaje gráfico para dirigirnos a adolescentes que a ejecutivos, por ejemplo.
  • Cual es tu posicionamiento y que necesidad cubres con tu propuesta de valor. Cual es el mercado y sector donde se va a realizar la actividad. ¿Es algo nuevo? ¿Algo que mejora lo que ya existe?…
  • La competencia. Vale la pena invertir rato estudiando a la competencia directa e indirecta. Analizándola puedes corregir aquello que no les funciona y mejorar lo que les funciona. Respecto a la imagen corporativa, es importante ver el tono y código gráfico que utilizan los demás, justamente para no realizar nada parecido y destacar más.
  • Puede ser muy útil también aportar mensajes, slogans que se hayan pensado, si es necesario ya pasarán por manos del creativo para afinarlos, pero puede ayudar en la comunicación si los integramos en la identidad corporativa.
  • Por último sería positivo conocer la estrategia planteada para la visibilidad. ¿Qué comunicación vas a hacer, donde vas a aparecer, en que redes, vas a hacer merchandising?… no es lo mismo diseñar una marca para a un medio que para otro, vale la pena conocer bien cual va a ser su difusión para adecuarla correctamente.

Estos serían los 7 puntos de partida necesarios para crear una marca corporativa. Con esta información el creativo tiene las suficientes premisas para diseñar y alinear perfectamente la marca corporativa (la parte gráfica y visual) con la personal.

En todo proceso de marca personal se recopila esta información. Bien analizada, puede ser muy útil para que un creativo pueda realizar con precisión su marca corporativa.

Así, que aquellas personas o empresas que necesiten crear su marca corporativa, deberían hacer una reflexión sobre su marca personal o bien contratar los servicios del Personal Branding para ayudarles a definir y enfocar su marca.

+ compartir

0 Respuestas

  1. […] Ruben G Castro marca personal & marca corporativa (rubengcastro.com) […]

Agregar comentario

css.php