2

 

Recuerdas de niños cuando nos preguntábamos cual era nuestro color favorito? Que color decías? De pequeños teníamos menos referentes, menos símbolos archivados en nuestro cerebro y probablemente el color que decíamos era el más sincero. Era el color con el que nos identificábamos, el que más nos gustaba, el que más nos transmitía. ¿Qué color dirías ahora? Probablemente te seguirá gustando el mismo color o según como hayas evolucionado, ahora tendrás otro. De adulto tenemos muchos más datos adquiridos, tenemos los códigos visuales aprendidos, conocemos la simbología y tenemos muchos más referentes y prejuicios. En edad adulta cuesta más decidir cual es tu color favorito.

Según los estudios de Joe Hallock’s (www.joehallock.com) el azul es el color favorito por hombres con un 57% y mujeres con un 35%. En segunda posición tenemos el verde para los hombres con un 14% y el lila para las mujeres con un 23%. Y en tercera posición, con un 9%, el negro para los hombres y con un 14%, el verde para las mujeres.

¿De que color es tu marca personal?

Cuando aplicamos el color en nuestra marca personal, damos mucha información sobre nosotros, sobre nuestro carácter, nuestra personalidad, nuestra manera de hacer las cosas, pero también del sector que estamos ubicados, que ofrecemos y como lo ofrecemos. Con un primer golpe de vista nuestro cerebro recibe una cantidad de respuestas y de inputs. Un estudio llamado “Impact of Color in Marketing” demuestra que en los primeros segundos de visualización inicial, las personas hacen un juicio subconsciente de una persona, marca, empresa o producto, y que el 90% de respuestas obtenidas en nuestro cerebro, se basan en el color. Por tanto el color es un ingrediente muy importante que nos ayuda a comunicarnos, a vendernos y a mostrarnos.

Para el diseño de la marca corporativa, el color se combina con otros ingredientes como la forma, la tipografía o la composición. En equipo, reflejan una percepción y son los encargados de dar este primer impacto sobre nosotros y sobre nuestra marca personal. Para elegir bien los colores para nuestra imagen, es importante conocer el color de nuestra competencia. Lógicamente no usaremos los mismos colores ya que podríamos pasar desapercibidos o confundidos.

También hay que conocer cual es el código del sector donde nos movemos, seremos más fáciles de ubicar. Siempre se puede romper con este código para destacar y diferenciarse, pero entonces es importante reforzar los otros ingredientes para no quedar totalmente desubicado y no ser reconocido. Por ejemplo el diseño de los chocolates Xocoa, rompe totalmente con el código visual del sector del chocolate. Pero el uso de la tipografía (el mensaje) en un tamaño generoso y un logotipo muy descriptivo, hacen que puedas identificar el producto perfectamente.

Otro punto a tener en cuenta es el cultural. ¿A que cultura nos dirigimos?. No todos los colores significan lo mismo en todas las culturas. Algunos conceptos o símbolos pueden ser comunes entre culturas, pero hay otros que cambian su significado totalmente. De modo que será importante conocer el significado cultural de los colores de nuestro target. Por ejemplo uno de los conceptos que asociamos al color amarillo es la diversión, la felicidad, lo lúdico. En China se asocia con el lujo, la realeza y la masculinidad. Con el negro ocurre lo mismo, aquí lo asociamos con lo tenebroso, con la muerte y en China con la salud, la prosperidad y la estabilidad.

Con el negro ocurre lo mismo, aquí lo asociamos con lo tenebroso, con la muerte y en China con la salud, la prosperidad y la estabilidad. También lo asociamos con otros conceptos como la elegancia, etc, pero pongo esos ejemplos por ser tan contrarios entre ellos. El color se ha de adecuar al contexto y por eso es importante apoyarlo con el resto de ingredientes para dar el significado correcto.

Como ves, solo hay que poner estos conceptos en una coctelera, agitarla y servirla en copa de cristal, entonces veremos que color o colores te representan. Aplícalo en tus perfiles de cuentas sociales, en tu tarjeta de visita, en el papel de carta, en tu blog, en tus presentaciones, etc. Así unificaras tu imagen y reforzarás la huella que dejas.

+ compartir

No hay comentarios

Agregar comentario

css.php